mai 18, 2013

Homo erectus y yo

Hace poco más de un año, acostumbraba a escuchar con desconcierto y tal vez, con un poco de prejuicio,  las palabras de una amiga a la que me acerqué mucho en aquellos momentos. Ella me relataba día tras día su historia que sin detallar concluía en su falta de capacidad para relacionarse, para encontrar una pareja que complaciera todas sus necesidades y que no la incomodara o pareciera impertinente.
Yo claro, creyendo ser la mujer más libre, sensata y agradable, me alegraba de no estar en su situación de hermetismo hacia el humano y sobre todo de aquel, que cuenta con un sistema endocrino lleno de testosterona. A mi, que bien me caía la testosterona de todos los sabores, colores y olores, me sentía afortunada de contar con un catálogo de "homo erectus" y no precisamente de los que existieron hace millones de años, sino de la especie a la que le circula mejor la sangre en la cabeza de abajo que en la de arriba, digo, ustedes me entienden. Estos hombres que a mi disposición estaban, me hacían sentir la reina de la selva, me convertí incluso en cómplice de algunos y en amiga de otros.
Debo hacer una pausa para comentar que la razón de esta libertina actitud mía, no lo se de cierto pero supongo (sobretodo por lo que me dice la gente por ahí) es que las grandes decepciones amorosas en el pasado (me choca esa frase)  me llevaron al comportamiento: "Si no puedes con el enemigo únetele". Así qué me aficione a este género tan alejado de mi naturaleza femenina en pro de una convivencia sana y totalmente libre.
Entonces me hice amiga, confidente, cómplice, amante de éstos con el plus de aprender. Aprendí de sus pensamientos, de sus habilidades, de sus pasiones, de sus temores, de su egocentrismo, de su instinto. Observe comportamientos similares entre sí, las diferencias que los distinguían, detecté lo común, lo simple que llegan a ser a pesar de la mente tan grande y compleja que pueden tener. Asimilé los paradigmas que son imposible romper y accedí a puntos a los que como mujer me había cerrado. Fue tanto la costumbre a esta adhesión, que algunos personajes ignorantes de tan vasta experiencia que se puede tener aveces en la vida sospecharon de mi preferencia sexual o mejor dicho, de si comenzaba a producir testosterona, o tenía falta de amigas mujeres por algún riesgo un tanto erótico para mi y un tanto terrible para la compañera. Estas conjeturas evidentemente falsas además de causarme gracia, me hacían reflexionar mucho del por qué no tratar de comprender y aprender del macho dominante más que señalarlo de cabrón todo el tiempo. Todo esto me quito hasta la inútil visión de feminista que siempre he querido tener.
He de precisar que la comunión entre el "homo erectus" y yo también se brindaron gracias a las condiciones que me atreví a sugerir y de las que yo soy exclusivamente dueña. Basta con mencionar tres: no sentido de pertenencia, no celos, no emociones pasionales de esas que te hacen enloquecer. Típico, casi predecible en cualquier humano que practica el coito y piensa que ya hay un derecho innato. Por ende, todo funcionó mejor de lo esperado, a excepción de un corazón roto por exceso de confianza y una falta de creencia en mis advertencias iniciales. Nada grave, todo marchaba correctamente.
Pero algo cambió. No contaba con el capricho de mi propio cuerpo. Un centenar de hormonas femeninas, ignoro que glándula fue la culpable, me desvió de mi rutina promiscua y relajada.
Hay muchas razones que lograron mi actual apatía hacia el sexo opuesto. La primera y mas importante, fue el aburrimiento, no encontrar algo especial en alguno que provocara en mi emoción alguna, la repetición, falta de admiración o una nueva atracción. No obstante aprendí sus mañas y sus deseos ocultos que al final terminaban siendo superficiales. Agotaron mi apetito sexual en el momento en el que descubrí un profundo interés por desarrollar mi intelecto y absorber experiencias y pláticas, momentos que enriquecieran mi mente, además, supe que el placer no sólo proviene del sexo (y mal habido). Este cambio biológico o mental o no se que tipo de cambio es, fomentó mi entusiasmo en una superación personal pero dificultó el entusiasmo, las ganas del juego cortejo-erótico e incluso el de una probable relación estable, y sin lograr todavía poder ser feminista, simplemente dejé en paz a esos "Homo Erectus" que con el tiempo cambiaron el concepto de las cosas.
Ese tipo de fortaleza, de descubrirme a mi misma en otra faceta, de apatía, me hacen muy complicado relacionarme y encontrar a alguien que se adapte o se acomode a mi vida y forma de verla. Puede ser que el exceso de experiencias en un lapso de tiempo corto o la carencia de "Homo Sapiens" o simplemente mi cuerpo en conjunto con la biología me enseñan que yo también me hago vieja.








novembre 11, 2012

El destino

Un hombre no es otra cosa que lo que hace de sí mismo
Jean Paul Sartre


¿Se han puesto a pensar que es el destino? Un término muy natural utilizado en mayor cantidad como una cuestión sobrenatural.

Transcurre el tiempo, la vida misma y suceden cosas afortunadas como desafortunadas en donde suelen expresarse frases como: "Es el destino" o "Así lo quiso tu destino", pero ¿Qué es el destino?

¿El final de una historia?, ¿los hechos determinados que nos toca sufrir y que están fuera de nuestras manos?  ¿Es aquello que vivimos pero construido por nosotros mismos? o ¿Aquello mas grande que nosotros los humanos, que nos dicta y nos tiene preparado un papel desde que nacemos?

Se dice que el destino ya está escrito para cada persona, algunos personajes aseguran poder leerlo en una carta o en la palma de la mano, pero, ¿la vida no es acaso las páginas en blanco, vacías, en las que tenemos que escribir nuestra historia?

Se podrán entonces formular mil preguntas al respecto porque tiene dos significados muy distintos. Uno, coloca al destino en manos del hombre, que éste podrá modificar, retar, imaginar, calcular y trabajar. El otro se encuentra en manos de una fuerza externa a nuestra voluntad, que establece bases específicas para vivir queramos o no ciertas experiencias que al final tienen un fin.

El origen de la palabra Destino proviene de "Destinare" que significa meta de un tiro al blanco, pero también  deriva de la palabra "Hado" que literalmente quiere decir, fuerza desconocida que obra sobre los hombres y dioses. Recalco dioses, porque me parece excesivo que se sugiera como una fuerza todavía mayor al que hipotéticamente sólo pertenece a dios y que representa una totalidad. Se me hace más probable que, sin pensar en un poder (que no creo que tenga intensiones ni inteligencia) seamos nosotros capaces de manejar nuestra vida como aquel arco que dirigirá al final, la flecha que lanzándose dentro de una inmensidad de posibilidades, afora nuestra dirección.

En el campo religioso, y debo mencionarlo por la gran cantidad de seres humanos que tienen una creencia en un Dios, el destino es un concepto de acontecimientos incontrolables, ya que el hombre es incapaz de elegir. En el catolicismo por ejemplo, la Divina Providencia, que también fue aludida así por filósofos como Platón, indica el consentimiento de Dios sobre nuestra vida con su razón de ser; pero es ahí cuando se derivan mil y un cuestiones de por qué, en que se basa y cual es la finalidad de lo que Dios tiene planeado para cada uno de nosotros. Es para mi más válido pensar que no hay razón mas allá de la del hombre.


"Dueños de sus destinos son los hombres. La culpa, querido Bruto, no está en las estrellas, sino en nuestros vicios" William Shakespeare

Casualmente (o por fuerza del destino) me encontré con  Spinoza mientras estudiaba filosofía básica para un examen, me entretuve con el planteamiento de éste cuando se exponía el concepto libertad y causalidad. Lo que mas llamó mi atención fue que implícitamente, a pesar de creer que no somos dueños de las circunstancias porque estamos sujetos a esa naturaleza-dios que termina dominando, coincide en que sólo seremos libres hasta comprender nuestras actuaciones por medio, no de las pasiones, sino de la razón. Por lo tanto, es preciso decir que siempre estará sobre todas las cosas, el poder de nuestra mente para acomodar nuestros deseos y nuestras ideas a una intensión y concluir en lo que para mi es el sentido de la palabra, destino.  El final que tú elegiste o construiste por tus propias acciones. Nada más. Claro que aparece la suerte,  cosa distinta a un  precepto divino. Dentro de ese camino no sólo es cuestión de elegir o esperar a que la vida pase por enfrente de nosotros, también se halla la suerte, que no es superstición, sino que aparece y beneficia o perjudica nuestras maniobras. 

Entonces diría que la naturaleza hizo al hombre racional por lo tanto capaz de producir su Destino. Si realmente el destino fuera aquello que nos controla, no habría necesidad de pensar, elegir, demostrar y provocar. Simplemente podríamos despreocuparnos de cualquier incitación propia.

Debería dejar claro, que mi escepticismo no es absoluto. Considero que dentro de las necesidades del ser humano se encuentra la parte espiritual que nos remite a tener fe en aspectos místicos y aveces a la vista sorprendentes, que no fueron ocasionados ni por nuestras acciones, ni por nuestros propósitos, en que las casualidades no existen, como por ejemplo - el mas mencionado- las personas que llegan por un motivo y que encajan perfectamente en tus circunstancias, "personas predestinadas" a estar en tu camino. Pero nos sugieren de nuevo la incógnita que ha permanecido siempre y que nunca será resuelta por muy cuestionada que sea. ¿Es el destino lo que se tiene reservado?

Todo final de una vida es un destino, el camino, el transcurso de ese andar hacia final, lo haces tú a conciencia y a expectativa, aún con coincidencias fortuitas y deseos incontrolables, las miles y miles de posibilidades en el tiempo y en el espacio, las tantas oportunidades de elección, conducen a diferentes y también muchas probabilidades de desenlace. La película "Sliding Doors" o "Si yo Hubiera" como es mejor conocida, es disfrutable porque plantea ese jugar con el destino y cuestiona el inevitable ¿se puede o no cambiar nuestra historia y finalidad?

 "El destino mezcla las cartas y nosotros las jugamos" Schopenhauer

El destino está a nuestra disposición y nosotros a  disposición del único y predecible juicio.

 







juillet 27, 2012

De "El Cronopio" con amor


No es lo mejor colocar en mi blog letras creadas por autores realmente grandes porque le resta sin duda presentación a las mías, pero es inevitable que en este espacio que al mismo tiempo comparte lo mas predilecto de lo que me hace y me deshace, dejar plasmado esta parte del libro "Rayuela" de Julio Cortázar que actualmente me tiene impactada con sus versos... sirve para aquellos que no han tenido la fortuna de leerlo y también la invitación a hacerlo. El traspasarlo a esta página ha sido fructífero para mi esta noche. Se los dejo con amor como me lo ha dejado el gran cronopio.




"Entre la Maga y yo crece un cañaveral de palabras, apenas nos separan unas horas y unas cuadras y ya mi pena se llama pena , mi amor se llama mi amor...Cada vez iré sintiendo menos y recordando mas, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso, adelantándose solapados a la cosa en sí, al presente puro, entristeciéndonos o aleccionándonos vicariamente hasta que el propio ser se vuelve vicario, la cara que mira hacia atrás abre grandes los ojos, la verdadera cara se borra poco a poco como en las viejas fotos y Jano es de golpe cualquiera de nosotros... Y no le hablo con las palabras que sólo han servido para no entendernos, ahora que ya es tarde empiezo a elegir otras, las de ella, las envueltas en eso que ella comprende y que no tiene nombre, auras y tensiones que crispan el aire entre dos cuerpos o llenan de polvo de oro una habitación o un verso. ¿Pero no hemos vivido así todo el tiempo, lacerandonos dulcemente? No, no hemos vivido así, ella hubiera querido pero una vez más yo volví a sentar el falso orden que disimula el caos, a fingir que me entregaba a una vida profunda de la que sólo tocaba el agua terrible con la punta del pie. Hay ríos metafísicos, ella los nada como esa golondrina está nadando en el aire, girando alucinada en torno al campanario, dejándose caer para levantarse mejor con el impulso. Yo describo y defino y deseo esos ríos, ella los nada. Yo los busco, los encuentro, los miro desde el puente, ella los nada. Y no lo sabe, igualita a la golondrina. No necesita saber como yo, puede vivir en el desorden que es su orden misterioso, esa bohemia del cuerpo y el alma que le abre de par en par las verdaderas puertas. Su vida no es desorden más que para mi, encerrado en mis prejuicios  que desprecio y respeto al mismo tiempo. Yo, condenado a ser absuelto irremediablemente por la Maga que me juzga sin saberlo. Ah, dejame entrar, dejame ver algún día como ven tus ojos".

Ahora, pueden ir en paz...

juillet 09, 2012

La ignorancia




"Nada hay más terrible que una ignorancia activa"
Goethe

El pueblo es pobre no sólo porque no tiene oportunidades de trabajo y dinero. El pueblo es pobre porque sufre una escasez de cultura y educación. El pueblo se cría en un mundo tan pequeño como su conciencia y con una sociedad tan ciega que no permite mirar la realidad.
¿Enemigos de México? somos nosotros mismos,  ¿Cáncer de la sociedad? se llama ignorancia.

La situación actual ha llegado a tal punto que la poca civilización que despierta ante las injusticias que a simple vista nos muestra "nuestra democracia" como en la pasada contienda electoral afectada por varias irregularidades, no es suficiente para provocar un cambio efectivo en el resultado. Y todo porque el resultado es verdadero, el 38 por ciento de mexicanos que votaron por Enrique Peña Nieto lo hicieron realmente, no con una convicción política porque no tienen simplemente idea de la política en el país, sino porque son víctimas de la mentira, del abuso de poder, de la necesidad económica, del arrastre de las televisoras, de una falta evidente de conciencia cívica y ética, y de lo peor, de la miseria en la que están sumergidos.

Aquellos que como yo se encuentran tristes por la realidad que azota a México, somos los menos, aquellos que marchamos exigiendo que paren los abusos que siempre han tenido los que llegan al poder, somos un porcentaje pequeño a comparación de las masas de aquellos indiferentes que son el verdadero enemigo.

Ahora iremos en retroceso, pero creo que es necesario cambiar la estrategia, creo que gritando sólo exteriorizamos nuestro sentir mas amargo, nuestro pesar de no tener la oportunidad de una evolución como ciudadanía, tenemos que actuar para despertar esas millones y millones de conciencias que sin saberlo han fallado para nuestra nación. Sólo contamos con una autoridad corrompida, nefasta e ingrata, que ha crecido porque lo hemos permitido. Porque no nos involucramos en las cuestiones que para todos importa. Ya basta de lo mismo, necesitamos convencer, sea quien sea presidente, que los cambios no se van a ser a partir del trabajo de los políticos, va a ser a partir de la participación de muchos mas que actualmente.

Reconozcamos que necesitamos de continuar y evitar soltar las iniciativas que son nuevas y antojan para la nación, ni dejarse derrumbar por nuestras esperanzas por ahora rotas. Aunque, esta vez, la cabeza contará mas que las vísceras, al igual que una liberación en el racionamiento que venimos por despertar.

No dejo de mostrar mi desaliento pero no me preocupa pues parece que vale la pena convencer de una modificación en la manera de gobernar que paso a paso y a través de los años terminan por destruirnos como país.


juin 11, 2012

Segundo Debate: Equis

Irrelevante. Los debates en nuestro país se han convertido en oratorias de propuestas, sacan los trapitos al sol con lo que nos muestran que todos los candidatos tienen cola que les pisen. Algunos son elegantes, otros repugnantes, pero al final, con intereses de por medio.

Me remonto a la definición del término "debate". Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, el debate es una controversia (Discusión) o bien una contienda, lucha, combate, pero a mi parecer con argumentos sustentables, no con una guerra de lodo que bien vivimos todos los días, sobretodo en las redes sociales.

Lo mismo, nada de sorpresas e incluso, escaso de información a diferencia de la que circuló durante la semana pasada. Dos candidatos (EPN y AMLO) que no atacaron porque  no les conviene confrontar al adversario peligroso y mantenerse "estable" tanto en las encuestas como en la opinión pública. Los otros dos (JVM y Quadri), que no tienen nada que perder y al contrario deben arriesgar con la intensión de mejorar su posición en las últimas semanas, provocaron a todos y cada uno de ellos; pecaron de sinceros y actuaron con dolo.

¿Pero fue realmente un ejercicio democrático? ¿Fue un debate que a nosotros los ciudadanos nos sirviera realmente? Para mi no lo fue. Un debate mas que pasa como hoja en el viento y que no expresó algo distinto de lo que ya muchos sabemos. Mucha expectativa, mucha audiencia, pobre en la riqueza de discusión, pobre en interrogantes sobre las políticas públicas en nuestro país, sobre lo que realmente necesitamos, de lo que queremos saber y ver.

Como dirían algunos coloquialmente: Equis

janvier 13, 2012

Para candidato

Se dice por ahí que no hay de otra. El ex procurador general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, además de ser el supuesto "delfín" de Marcelo Ebrard es ahora el que se perfila como contendiente de las izquierdas para la Ciudad de México. Desde el punto de vista personal coincido y me uno a tal panorama, no obstante, el motivo de escribir sobre esto, es compartir lo que durante los trayectos ociosos he pensado durante la semana y comparto la comparación que realicé y definí de los dos personajes que tienen más posibilidades de ganar la encuesta  a realizarse el fin.

Me llama la atención la asambleísta Alejandra Barrales, que no niego, tiene un buen grupo de seguidores, y que he comprobado ha estado inmersa (a diferencia de Mancera) en diferentes posiciones políticas, que si bien no fueron fundamentales, si fueron parte de un trabajo más familiarizado con la población, más cercana a los programas sociales y administración pública, sin embargo, me parece que eso no la califica como la mejor posicionada, además de que carece de presencia y de tendencia dirigente . Por ello puedo decir que la experiencia o trayectoria no es indispensable para determinar las capacidades de gobierno. Tampoco lo es el hecho de haber sido una líder sindical porque gobernar una ciudad va mucho más allá de la organización de una congregación pequeña o de una cámara legislativa.

He percibido también que los seguidores de la ex líder sindical son en gran parte grupos ciudadanos que al final no representan fuerzas dentro del Partido, ni siquiera el mismo Navarrete que declinó a su favor, podría darle la fortaleza necesaria si no es con otros factores políticos. Me sorprende por ejemplo, que el ala bejaranista se inclinara hacia Mancera cuando se esperaba lo contrario; un rechazo parecido al del PT DF que considera como errónea la candidatura del doctor por "no ser de izquierda". Sin demeritar su labor, me doy cuenta que no es una mujer que tenga vocación de gobierno además de percibir una poca preparación intelectual que termina por hacerme dudar de que pueda con "el paquete", comenzando por una campaña que pretenda vencer a Isabel Miranda de Wallace o Beatriz Paredes, si fuera el caso.

Por su parte, el ex procurador, cuenta con simpatías no sólo dentro del partido sino de diversos sectores, que dicho por él mismo, lo impulsaron finalmente a dispararse por una candidatura no prevista, pero que desde hace tiempo se esperaba y se apoyaba. No fungió como funcionario involucrado directamente con la sociedad en sí, pero su carrera, y su puesto evidentemente le han permitido conocer a fondo como se maneja el mundo de la justicia; finalmente una Ciudad conducida por la ley.

A pesar de tener un perfil académico más que de político, destaca su control sobre las cosas, su ejemplo dentro del búnker y por supuesto en la vida pública, en la que ende a su circunstancia sobresalió su habilidad de mediador. Sin duda existen casos que no estarán a su favor si termina siendo el elegido, porque tarde o temprano saldrán a flote con la intensión de darle guerra sucia; ya se verá de que forma los afronta. El punto es, que su auge es significativo por lo que es probable que mueva más masas y sí, más intereses, pero de eso se trata también, afortunada o desafortunadamente, ser responsable el Distrito Federal, alberga infinidad de situaciones muy alejadas de lo que observamos a simple vista.

Espero con ansia que la próxima semana ya dados a conocer los resultados de la encuesta que se realizará este fin, pueda comprobar que tan cierto o equívoco es mi opinión al respecto, que repito, provocó mi ocio y mi interés en el comienzo de una larga carrera que se espera en las elecciones para la capital.